En los últimos días el debate sobre el coqueo en el norte argentino, producto de una serie de operativos en la frontera en los que se decomisaron varios kilos de hojas de coca, elevó considerablemente los precios. La “remarcación” alcanzó al 20%, promedio. En los principales puestos ubicados sobre avenida Ragone, frente al mercado Cofruthos, el medio kilo de común que hasta hace un par de días se conseguía a 300 pesos, hoy “cotiza” a 350, 370 y 380 pesos. Las cifras van en aumento a medida que sube la calidad, publicó El Tribuno.

Consultados al respecto, muchos clientes manifestaron que “aunque los porteños no quieran, igual vamo’ a coquear”. Pusieron de relieve una “profunda ignorancia” que sobre el tema dejan entrever desde Buenos Aires.  “Aumentó bastante al coca. Vamos a coquear un poquito menos, pero voy a seguir coqueando. Es un presupuesto. Hay que buscar que baje el precio. Que el gobierno legalice esto”, señaló otro comprador.

Una mujer, quien dijo coquear todos los días y que no le importa lo que digan en Buenos Aires. Otro consumidor de hojas fue aún más allá y aseguró: “Los porteños no tienen ni idea de lo que es la hoja de coca y hablan por hablar. Primero tienen que informarse. Ellos escuchan y creen que aquí todos somos drogadictos. -El coqueo- es el menos dañino de todos los vicios. Igual voy a comprar coca, hay que darse los mínimos gustos hasta donde se pueda”.

Vea la nota completa: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-4-11-11-30-0–aunque-los-portenos-no-quieran-igual-vamos-a-coquear