A pesar de la severa política de ajuste que vino aplicando durante todo el año pasado (que incluyó la venta de activos y recortes de personal), la cooperativa láctea SanCor no logra salir de la asfixia financiera que le provoca un elevado endeudamiento, en un contexto adverso para el sector.

Ahora, la firma decidió suspender la producción en la planta de procesamiento de leche que tiene en San Guillermo, Santa Fe. Lo que preocupa a proveedores y empleados es que la medida se está extendiendo en el tiempo y no tiene fecha precisa de levantamiento.

SanCor no logra estabilizarse, avanza un paso y retrocede otro. Esto es lo que pasó, por ejemplo, con la producción del queso crema Mendicrim, que ahora fabrica en la localidad de Devoto, Córdoba, a donde trasladó la producción tras el cierre de la planta bonaerense de Arenaza. La planta de Devoto empleaba a 240 personas hace 4 años y actualmente se mantiene con 110, ya que el plantel se redujo por retiros voluntarios o despidos.

Vea la nota completa: https://www.ambito.com/economia/sancor/sancor-no-logra-salir-su-crisis-paro-una-planta-procesadora-n5084854