El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, marcó el límite en la paritaria docente. “No hay manera de mejorar la oferta”, dijo el mandatario y confirmó en las primeras horas de ayer que si hay nuevas medidas de fuerza, se descontarán los días no trabajados, tal como ya había anunciado su ministro de Gobierno, Pablo Farías. La titular de Educación, Claudia Balagué, volvió a dejar en claro su descontento y ratificó la oferta de la cláusula de actualización automática, “como la del año pasado”, mientras que los delegados gremiales de Amsafé de toda la provincia se reunirán hoy en asamblea para discutir las mociones del plan de lucha. Amsafé Rosario hizo fuertes críticas, informó La Capital de Rosario.

En la última reunión paritaria, la provincia ofreció a docentes y estatales un aumento del 10 por ciento, más la continuidad de la cláusula gatillo, pero sujeta a la recaudación provincial. Tras escuchar la propuesta, en asamblea de delegados, el gremio decidió las tres mociones —van por medidas de fuerza de entre 48 y 72 horas— y la ganadora se llevará a la asamblea provincial.

Si bien el primero en advertir que no hay más margen de negociación y que se descontarán los días no trabajados fue el ministro de Gobierno, pero ayer el propio gobernador fue contundente al afirmar que “no hay manera de mejorar la oferta”.

Vea la nota completa: https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/para-lifschitz-no-hay-manera-mejorar-la-oferta-los-docentes-n1748256.html