Los hechos de discriminación hacia los trabajadores de salud continúan. La mujer compartió su historia en Facebook.

Mari Asselborn, es enfermera del Hospital Cullen de Santo Tomé, provincia de Santa Fe, y una nueva víctima de la discriminación hacia los trabajadores de salud en medio de la lucha contra el Coronavirus. Ella y su hijita debieron pasar la noche del domingo en la casa de unos amigos, debido a las constantes amenazas que les dejaron a modo de carteles.

“Sabemos que sos en enfermera, hija de… Váyanse del barrio tú y tu hija. Nos van a contagiar a todos”, fue uno de las notas dejada en la puerta de su casa.

La enfermera contó que la situación comenzó el sábado por la mañana, cuando se levanto para ir a pasear a su perro y se encontró con el cartel pegado al timbre.

Mari le restó importancia, pero de todas maneras le sacó una foto y la subió a Facebook, En la red social encontró el apoyo de sus seguidores y amigos, y hasta de ex y actuales concejales de esa localidad de Santa Fe que repudiaron la actitud de quien efectuó la amenaza.

Ante esto, le volvieron a escribir: “Te salieron a defender los políticos en el Facebook, pero ustedes los chetos son las peste”.

Por eso, la enfermera radicó una denuncia en la comisaría correspondiente, para su tranquilidad y la de su hija aceptó el ofrecimiento de unos amigos y se fue a pasar la noche con ellos, injustamente desalojada virtualmente de su propio hogar.

https://www.mejorinformado.com/nacionales/2020/4/21/enfermera-su-hijita-debieron-mudarse-por-amenazas-de-vecinos-61994.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook