El presidente Mauricio Macri llegó a la moderna planta de Renova, en la localidad de Timbúes, al norte de Rosario, para encabezar el primer encuentro de la Mesa Nacional de la Soja que reúne a las entidades agrarias y las cámaras industriales del sector.

Tanto productores como industriales aprovecharon la presencia del presidente para trazarle un panorama complejo de una de las ramas más dinámicas del país: la soja, el producto estrella y la apuesta fuerte de su gestión.

En primer lugar, las entidades del campo, con Daniel Pellegrina de la Sociedad Rural a la cabeza, solicitaron que se revisen los esquemas de retenciones ante la mirada atenta del secretario de agroindustria Luis Miguel Etchevehere y el ministro de la Producción, Dante Sica, quienes formaron parte de la delegación oficial.

En septiembre del año pasado, el gobierno oficializó los gravámenes para todas las exportaciones y mientras el poroto de soja paga tres pesos por dólar, las harinas y el aceite pagan cuatro y eso ha derivado en un proceso de primarización de la economía.

Fuente: LaPolíticaOnline.com