Se agravó la situación de la industria electrónica en Tierra del Fuego

El escenario que se observa no podría ser más desolador en el polo que opera en Tierra del Fuego y que es responsable de abastecer cerca del 90% de los bienes electrónicos de consumo que se comercializan en todo el país. Las proyecciones que manejan para 2019 las principales marcas instaladas en el sur meten miedo. Tal es así que trabajan con una meta de producción 35% por debajo del registro del año pasado, como ocurre en el caso de los televisores, informó Iproup.com.

Esta unidad de negocios, de hecho, es la que se está viendo más golpeada en la actualidad. Mucho más incluso que lo que sucede con los equipos de aire acondicionado y celulares. “El mercado está muy afectado. Tenemos el depósito lleno de unidades que fabricamos el año pasado”, reconoce a iProUP el director comercial de una de las principales compañías que opera en el polo fueguino.

Imposibilitadas de financiar las operaciones en cuotas sin interés y en un contexto de creciente incertidumbre, el freno en la demanda ha sido tan fuerte que la industria electrónica argentina quedó en situación prácticamente terminal. Prueba de ello es lo sucedido con BGH, que se vio obligada a aplicar un plan de suspensión de su producción en la planta de Río Grande hasta el 18 de abril y que afectará a 830 empleados, que cobrarán el 70% de sus sueldos.

Vea la nota completa: https://www.iproup.com/innovacion/3322-Colapso-Tierra-del-Fuego-mira-lo-que-ocurre-en-celulares-y-TV