Llegar a la península antártica y recorrer bases argentinas y extranjeras. Ese es el objetivo del velero oceánico Galileo, que anoche abandonó el puerto de Ushuaia. Aunque en sus corazones, los cinco tripulantes esperan vivir sensaciones aún más fuertes que los datos que desde hoy comenzarán a llenar las páginas de la bitácora de la embarcación.

Acostumbrados a los desafíos, es la cuarta travesía que emprenderá el buque escuela de la Fundación Malvinas Argentinas. Cada una sumó una exigencia mayor para encarar la meta que buscan ahora. Ya recordaron al crucero General Belgrano en el sitio de su hundimiento. También llevaron libros a la biblioteca en la Isla de los Estados y unieron Bahía Blanca con Ushuaia, ida y vuelta.

Esta vez el proyecto Navegaciones Patagónicas Atlántico Sur se propone unir el continente americano y el antártico. “Hace 4 años que lo preparamos y creemos que tenemos todo proyectado de la mejor forma”, dije el patrón y armador del proyecto Nilo Navas, desde la capital de Tierra del Fuego, horas antes de zarpar.

Vea la nota completa: https://www.clarin.com/sociedad/odisea-austral-sobreviviente-crucero-general-belgrano-buscara-llegar-antartida-velero_0_m54Qc5Y4.html