El gobernador Mariano Arcioni quiere bajar a toda costa el gasto público para tratar de que le cierren los números de las finanzas provinciales. En busca del tan mentado “equilibrio fiscal” intentará volver a ajustar sobre los empleados públicos y jubilados de Chubut. El plan de poda contemplaría el congelamiento salarial, la anulación de los aumentos por cláusula gatillo y mantendría todo el año el pago escalonado, depositando a partir del 15 de cada mes.

El “Plan de Reestructuración del Estado” que se propone implementar el gobernador Mariano Arcioni es bastante parecido al que intentó imponer en la segunda mitad de 2018, ajuste que terminó siendo derrotado por la movilización de los trabajadores docentes y el conjunto de los estatales chubutenses.

Ahora el recién reasumido primer mandatario provincial volverá a la carga con una política de ajuste profundo sobre los trabajadores para tratar de acomodar las descalabradas cuentas públicas de Chubut; encaramándose con los recortes reales que ya contempla el Presupuesto 2020 -aprobado de manera express por la Legislatura- en lo que respecta a las prestaciones esenciales que debe brindar el Estado y sin olvidar la abultada poda en la obra pública.

Vea la nota completa: https://www.elpatagonico.com/el-ajuste-arcioni-preve-que-habra-congelamiento-salarial-seis-meses-n5076395