Tras su victoria en las PASO, el gobernador de Entre Ríos quiere unidad con CFK

Tras imprimir la marca más alta en la historia de las elecciones entrerrianas, donde cosechó en las PASO el 58% de los votos y aventajó por 24,5 puntos a Cambiemos, el gobernador peronista Gustavo Bordet convocó a replicar a nivel nacional el modelo de unidad justicialista para truncar las chances de reelección del presidente Macri y cambiar el rumbo económico: “Este modelo ha fracasado, va camino al desabastecimiento—dijo—  y no tiene viabilidad para el país en los próximos cuatro años”.

A contramano de varios de sus socios en Alternativa Federal, está convencido de que el arco peronista debe integrar al kirchnerismo e incluso ampliar su horizonte con el socialismo en Santa Fe y los sectores díscolos del radicalismo.

“Si la unión del justicialismo incluido el kirchnerismo y otras expresiones se extrapola a nivel nacional como sucedió en San Juan y en Entre Ríos, no hay dudas de que otra alternativa gobernará el país”, indicó sobre la brecha de 23, 5 que selló el gobernador Sergio Uñac con Cambiemos y la suya propia.

Bordet concedió que la negociación política para unir voluntades “cuando existen tantos matices” puede ser extremadamente difícil pero no imposible. “Yo hago el esfuerzo y hasta ahí llego”, indicó. Y sostuvo que las candidaturas que lideren esa coalición, siempre serán mejor “decidirlas por consenso”. Aunque no descartó que se diriman en las PASO de agosto o incluso que su candidato in pectore, Roberto Lavagna, dispute las primarias con una lista aparte.

Fuente: Infobae.com