Una serie de pintorescos pueblos ubicados por la ruta 75, al borde de los cerros, les da turistas la oportunida de descubrir los encantos de la naturaleza, varios atractivos culturales y los vestigios de una arquitectura rural intacta que hace posible imaginar un viaje a otros tiempos, conociendo La Rioja desde otra mirada.
Las Peñas, a 55 kilómetros de la ciudad de La Rioja, es el primero de los poblados de zona costera que se extiende hasta Santa Cruz, sobre la falda oriental de la sierra de Velasco, que domina el paisaje.
El pueblo se destaca por la iglesia San Rafael y por ser sede del Festival del Quesillo, que atrae a un número importante de turistas locales.
El paseo por la Costa Riojana continúa a pocos kilómetros, en Pinchas, donde se llega tras atravesar Aguas Blancas y donde el principal atractivo es el taller de Doña Frescura, una vecina reconocida por sus tapices con motivos criollos de raíces indígenas de la cultura Aguada creados en un telar de madera.

Nota completa: https://www.diarionorte.com/article/189024/turismo-rural-en-el-noroeste-argentino-naturaleza-cultura-y-rica-arquitectura-