Se trata de reclusos que pertenecen a grupos de riesgos puesto que padecen enfermedades crónicas. La medida dejó afuera a los condenados por violencia de género.

Alrededor de 800 presos bonaerenses que se encuentran en los grupos de riesgo frente a la pandemia del coronavirus fueron beneficiados con la excarcelación o el arresto domiciliario desde que fue decretado el aislamiento social, preventivo y obligatorio, según los pedidos que realizaron los defensores oficiales ante la justicia penal de la provincia.

El procurador general de la provincia, Julio Conte Grand, confirmó  que “se estimó oportuno adoptar medidas tendientes a colaborar en el objetivo primordial de reducción del riesgo de propagación del coronavirus en la población privada de la libertad en comisarías, alcaidías y unidades del Servicio Penitenciario”.

Precisamente, el actual miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eugenio Zaffaroni, sostuvo hoy que en medio de la pandemia “urge el despoblamiento de las cárceles”, pero aclaró que eso “no significa vaciarlas, sino dejarlas con un 70 por ciento u 80 por ciento de su capacidad locativa normal”, para que no haya una “amenaza a la vida” de sus ocupantes.

Vea la nota completa: https://infocielo.com/nota/116653/concedieron-casi-800-arrestos-domiciliarios-a-presos-bonaerenses-por-el-coronavirus/