Pablo Sommaruga fue abordado por vecinos de la ciudad chubutense luego de que un juez le otorgara el beneficio, pero volvió caminando a la cárcel. Está condenado por el rapto a un joven en 2002. Entrá a la nota para ver el video.

Un grupo de vecinos de la ciudad de Esquel trató de linchar este miércoles a un preso que había recibido reclusión domiciliaria y quien tras el ataque volvió caminando a la cárcel. El recluso atacado es Pablo Sommaruga, quien integraba una banda de secuestradores conocida como la de “los patovicas” y que cumple una condena a 18 años de prisión por raptar a un joven al que le cortaron el dedo en 2002.

Sommaruga estaba alojado en la Unidad 14 de la localidad y vecinos del barrio Vepam se acercaron a su vivienda cuando se enteraron que se iba a alojar ahí. Atacaron el lugar y cuando llegó lo agredieron físicamente ante la presencia policial.

El medio local Red 43 informó que varios uniformados y periodistas terminaron agredidos en el tumulto. El atacado contaba con salidas transitorias y había recibido la domiciliaria. Según reportó el mismo portal, tenía una asistencia autorizada al obstetra por el juez porque su pareja está por dar a luz y lo atacaron cuando retornaba.

Vea la nota completa: https://www.cadena3.com/noticia/sociedad/quisieron-linchar-a-secuestrador-con-domiciliaria-en-esquel_258896