La situación que está atravesando el Río Paraná es realmente desesperante, su caudal está en los niveles más bajos que se registran, sumado a eso el tiempo tan prolongado que esto está sucediendo. “La depredación que el río está sufriendo es demencial”, lo afirma Daniel Lacobaccio instructor de la escuela de pesca con mosca del Club San Huberto.

“Ni las autoridades ni gran parte la población que vive en sus riveras, toma dimensión de lo que esto significa”, explica Daniel, quien realizó una recorrida junto a Diego Flores por el río Paraná en Paso de la Patria, donde se encuentra el sector de reproducción más importante de toda la cuenca paranoplatense. Ese lugar esta declarado como una reserva solamente para pesca deportiva, no está permitida la pesca comercial, sin embargo lo que encontraron en el lugar demuestra otra realidad.

En el lugar pudieron observar espineles encarnados con sábalos vivos y dorados enganchados, que “es algo cotidiano”, lo cuenta Daniel en el video. Y agrega que, eso sucede en un contexto en que los peces se encuentran en un estado de máxima vulnerabilidad, por lo tanto resulta fácil poder depredarlos, afirma.

Lo que no se explica es que esa situación ocurre cerca de la oficina de guarda faunas como la oficina de Prefectura Naval y reclama Daniel que si esa situación sucede en este lugar, ocurrirá también en otros lugares más alejados de la vista de todos.

Cuando se encontraban en el lugar documentando los hechos, escucharon un disparo del otro lado del río, del lado de la Isla del Cerrito, y decidieron retirarse. Al respecto, Daniel menciona que esto sucede “sin que nadie lo lamente” y a pesar de que el Río Paraná está protegido por una veda extraordinaria que se encuentra vigente.

Fuente: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1371254926399471&id=425764850948488&_rdr